OnBoarding: el nuevo proceso para fidelizar el talento

El ‘OnBoarding‘ es un proceso progresivo diseñado con el objetivo de ayudar a los empleados a realizar con éxito su integración en la empresa y su adaptación en su nueva etapa profesional. Cuando un nuevo talento llega a nuestra empresa se puede hacer algo más que sólo someterlo a un proceso de inducción.

La manera de gestionar la incorporación de los nuevos empleados puede marcar la diferencia entre el éxito y fracaso de una nueva corporación. Por eso, desarrollar este tipo de programas  ayuda a los departamentos de recursos humanos a ser mucho más productivos, disminuir la rotación de empleados, contar con talento de calidad, atraer mejor talento y ganar una buena reputación a nivel interno y externo.  El proceso de onboarding busca que el nuevo empleado se adapte rápidamente, ofreciendo un rendimiento óptimo y con un alto nivel de bienestar, de manera que la experiencia de los empleados sea buena para mejorar el employer branding.

Varios estudios afirman que el 86% de los empleados decide durante los primeros seis meses dejar o no la compañía, así que ambas iniciativas resultan positivas para las empresas. Las organizaciones, conscientes de ello, están dejando atrás los métodos tradicionales y cada vez cobra más relevancia un nuevo proceso para fidelizar el talento. Así lo asegura también, un estudio realizado por Linkedin, que afirma que hasta un 4 % de los nuevos empleados abandona el empleo después de una nefasta experiencia en su primer día; y el 22 % de los cambios de trabajo se producen durante los primeros 45 días.

Las empresas llevan a cabo procesos de selección de personal realizando grandes esfuerzos con el objetivo de atraer y retener el talento y contratar a los mejores profesionales en cada área. Sin embargo, estos procesos deben ir acompañados de una fase de integración para lograr que los nuevos empleados tengan una experiencia satisfactoria.

A esta fase de adaptación no siempre se le dedica el tiempo e interés que merece, por lo que a largo plazo termina siendo contraproducente para las propias empresas, llegando a invertir hasta tres veces más en contratar nuevos empleados que en retener el talento.

Si deseas que tu empresa se encamine al éxito con el apoyo de tu fuerza de trabajo, preocúpate por desarrollar planes de integración que verdaderamente funcionen y permitan que tus nuevos empleados puedan desempeñarse efectivamente desde el primer día.

El éxito en el proceso de OnBoarding pasa por ejecutarlo de manera completa y eficaz para generar felicidad, comodidad y satisfacción en el trabajador, sintiéndose motivado diariamente para mostrar todo su talento.

¿Y a ti cómo te ha ido en tus experiencias al ingresar a un nuevo empleo? ¿Cómo recuerdas la llegada a tu último trabajo? ¿Tuviste una buena experiencia?

Me encantaría leerte, puedes contarme aquí abajo en los comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s