Aprendiendo a dominar mi ego.

A pesar de que para la psicología, el ego se define como la acción en la cual el individuo se reconoce como YO y es consciente de su propia identidad, realmente solemos referirnos al ego como un claro exceso de autoestima. El ego pasa a ser algo así como el padre de muchos sentimientos y actitudes negativas, por ejemplo: el egoísmo, la egolatría y el egocentrismo… en todos estos casos se abusa violentamente de la consciencia de nuestra propia identidad y nos termina haciendo fríos y entendidos únicamente de nuestro bienestar propio.

Todos tenemos problemas con nuestro ego, y la mejor manera de empezar a dominarlo es reconociendo que existe un problema.

¿Cómo reconoces que tienes un problema de ego?
Es muy sencillo, si te cuesta darle la razón a otra persona, si nunca le dices cumplidos a las personas que te rodean, si te cuesta reconocer las bondades de tus compañeros y amigos y aceptar sus ideas, tienes un problema de ego. Para empezar a mejorar este aspecto, comienza por decirle a tus seres queridos lo que sientes por ellos, cuando vayas a tu trabajo dile al de al lado que bien se ve hoy, reconoce cuando alguien tenga una genial idea reconócelo y felicítalo!

Otro rasgo muy común en las personas con exceso de ego es que creen que todo tiene que ver con ellos, y no es así, no somos el centro del mundo, no somos tan importantes para los demás como lo somos para nosotros mismos.

Voy a compartir con ustedes un ejercicio de mi experiencia personal. Cuando una persona dice algo negativo sobre ti, en principio siempre vamos a sentir que algo está mal con esa persona, nos va a provocar un rechazo inmediato, la primera reacción puede ser enfrentar, pero esa no es la solución, pero tampoco lo es desinteresarse o creer que quien lo dijo te envidia, te odia, o lo que sea que ponemos como excusa para ubicarnos siempre por encima de la otra persona.

¿Sabes algo? cuando una persona dice algo negativo sobre ti, aunque no te guste lo que vas a leer, tiene razón, quizás en menor medida, quizás desvirtúa lo que dice… pero hay algo que debes mejorar, porque estás proyectando erróneamente una actitud que lleva a otras personas a ver algo en ti que tú mismo no ves, por eso uno de los mejores ejercicios para dominar el ego se produce cuando alguien te ataca, cuando alguien tiene una opinión distorsionada de lo que tú crees que realmente eres. Cuando esto sucede comienza por bendecir y agradecer a aquel al que no le agradas, porque esa persona te está mostrando qué debes cambiar, escucha atentamente qué dijo y revisate, no ataques, no niegues… acepta, reconoce, observa dentro ti qué estás haciendo para que alguien vea esos rasgos negativos en ti, transforma y devuelve lo mejor de ti. No te desgastes pensando en quién lo dijo, en si esa persona es buena o mala, solo analízate y sé cada día una mejor versión de ti mismo.

Gracias a todas aquellas personas que en algún momento de mi vida me mostraron qué debía mejorar y aún lo siguen haciendo, gracias a todas aquellas personas que me permiten descubrir lo que yo sola no puedo, infinitas gracias a todos los que contribuyen en mi evolución y transformación.

“No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños”.  Walt Whitman.

Espero haber aportado algo bueno a sus vidas.

Con Amor,

Kaht. ❤


4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s